Visitar la casa de Ana Frank en Amsterdam

anne frank amsterdam

La casa de Ana Frank es una de las atracciones más populares de Amsterdam y el tercer museo más visitado de Holanda. Se trata de una vivienda convertida en museo, en cuyo interior existe un anexo secreto que sirvió de escondite a dos familias judías durante la Segunda Guerra Mundial.

Un poco de historia

En 1942 la familia de Otto Frank vivió oculta en un lugar secreto situado en el edificio donde se encontraba la empresa del Sr. Frank. Durante meses estuvieron preparando el escondite, con el fin de pasar el tiempo que duraría la guerra y la persecución a los judíos (ellos eran judío-alemanes). Colocaron una puerta secreta en forma de falsa estantería con archivadores de oficina y adecuaron el sitio para vivir en él. Poco después de llegar la familia Frank, llegó la familia Van Pels y Fritz Pfeffer. Y allí permanecieron ocho personas, con el temor que pudieran descubrirlos, sin salir a la calle, durante más de dos años, cumpliendo un estricto horario de quehaceres diarios durante las horas que no había nadie trabajando en la oficina, para no ser descubiertos a causa de cualquier ruido que pudiesen hacer.

Ana Frank, la hija pequeña de Otto, contó en su diario como transcurrieron los días que vivió en el encierro.

En 1944 un delator puso en conocimiento de los nazis que había judíos escondidos, siendo detenidos y enviados a un campo de exterminio. El único superviviente fue Otto Frank. Ana y su hermana Margot murieron de tifus en 1945, dos meses antes de terminar la guerra.

Fue el padre de Ana Frank, Otto, quien se encargó de publicar el diario que había escrito su hija. Lo había encontrado en la vivienda la persona que les había ayudado a esconderse y se lo entregó a Otto, una vez volvieron a verse, tras su regreso del campo de concentración.

La casa abrió al público en 1960 con la ayuda de Otto Frank. Desde entonces, se puede visitar la zona de la vivienda en la que estuvieron escondidos y otra parte que sirve de museo mostrando el contexto histórico en el que tuvo lugar el Holocausto y donde se encuentra el diario original de Ana Frank.

casa ana frank amsterdam

El Diario de Ana Frank

Una vez el diario estuvo en el poder de Otto Frank, éste se encargó de editarlo en forma de libro. Se hizo tan famoso que ha sido traducido a 67 idiomas y han sido vendidas más de 30 millones de copias en el mundo.

Es uno de los documentos más importantes relacionados con el Holocausto y Ana Frank no solo es un símbolo de la persecución de los judíos, también representa a aquellas personas que han sido y siguen siendo perseguidas por motivos de raza, ideología, religión o identidad sexual.

Se ha cuestionado mucho la veracidad del diario y que realmente fuera escrito por Ana Frank. Una prueba caligráfica, y otra de papel y tinta, entre otras pruebas, determinó que el diario había sido escrito por Ana Frank, si bien, existen modificaciones y supresión de hojas realizadas por su padre antes de la publicación.

Si aún no lo has hecho, te aconsejo que leas el libro antes de visitar la casa. Entenderás mejor lo que vas a ver.

En mi caso, me leí el Diario de Ana Frank cuando tenía 13 años. No recuerdo como llegó el libro hasta mis manos, pero si que me impactó enormemente, supongo que no solo porque fue cuando descubrí que existió el exterminio judío, si no porque tenía la misma edad de Ana Frank cuando comenzó a escribir su diario, y la empatía fue mayor. Cuando años después de leerlo visité el museo, durante una escapada de fin de semana a Amsterdam, me impresionó mucho ver el sitio donde permanecieron ocultos durante tanto tiempo.

Cómo visitar la casa

Para visitar la casa de Ana Frank hay que comprar los tickets online a través de la web del museo. No podrás comprarlos directamente en el museo. Aunque tengas el Museum Card, que incluye la entrada gratuita al museo, deberás igualmente hacer la reserva online.

Los tickets los ponen a la venta con dos meses de antelación. Intenta reservar lo antes posible. Si esperas a hacerlo días antes de tu visita, es posible que los tickets están agotados.

También tienes que tener en cuenta que los tickets son personales y solo sirven para la fecha y hora seleccionada.

Se tarda una hora en visitar el museo.

Ubicación: Prinsengracht 263-267. Se tarda 20 minutos caminando desde Central Station. Los tranvías 13, 14 y 17 y autobuses 170, 172 y 174 paran cerca del museo.

Horario: Abril a Octubre: 9:00 am-10:00 pm (Junio, julio y agosto 8:30 am-10:00 pm), Noviembre a Marzo: 9:00 am 7:00 pm (sábados hasta las 9:00 pm)

anne frank amsterdam

Otras cosas qué debes saber para visitar la casa

1.- No está permitido hacer fotos en la casa

Esto es debido a que el espacio es reducido y que los visitantes se paren a hacer fotos, impide que el tráfico sea fluido. Y porque quieren proteger todos los objetos que hay en la casa.

2.- No podrás entrar con mochila ni maleta, y aunque hay un pequeño ropero, es solo para bolsos o mochilas pequeños.

ORGANIZA TU VIAJE A AMSTERDAM
  • Encuentra los vuelos más baratos a Amsterdam, aquí
  • Consigue tu hotel en Amsterdam al mejor precio, aquí
  • Las mejores excursiones y actividades en Amsterdam, aquí
  • Consigue un 5% de descuento en tu seguro de viajes, aquí 
  • Consigue un descuento de 34 € con tu primera reserva al registrarte en Airbnb, aquí 

Written By
More from Valeria

Cosas qué ver y hacer en Stone Town

Cualquier viaje a Zanzibar comienza o termina en Stown Town, un sitio...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *