Viajar a Macedonia del Norte; Tetovo

viajar a tetovo macedoniaHe de reconocer que hasta que no tuve la oportunidad de viajar a Macedonia del Norte, apenas era capaz de ubicar el país correctamente en el mapa, tan solo sabía que era antigua república yugoslava y que recientemente, en febrero de 2019, tras una larga disputa por el nombre entre el país y Grecia, pasó de llamarse República de Macedonia a República de Macedonia del Norte.

Macedonia del Norte se encuentra en la península de los Balcanes y apenas tiene unos 2.000.000 de habitantes. La capital es Skopje y el idioma oficial es el macedonio, parecido al serbio y búlgaro.

La religión mayoritaria es la ortodoxa, siguiéndole de cerca la musulmana.

Los mayores atractivos del país son las montañas, con tres parques nacionales y Ohrid, Patrimonio de la Humanidad, famosa por su lago y el Monasterio de San Pantaleón de Ocrida.

A Tetovo, una de las ciudades principales, llegué gracias a la invitación para recoger un premio al mejor cortometraje documental que daba WatchOut Film Festival, un Festival de cine que se viene organizando desde el año 2011 por LOJA (Center for Balkan Cooperation).

Tetovo, cercana a la frontera con Kosovo tiene población albanesa superior a la macedonia. Y de hecho se pueden ver numerosas banderas albanesas en varios puntos de la ciudad.

Aunque la Antigua República Yugoslava de Macedonia no se vió afectada por las guerras yugoslavas, Tetovo recibió muchos refugiados de etnia albanesa y las guerrillas albanokosovares ocuparon Tetovo, dando lugar a luchas que acabaron con su expulsión.

macedonia del norteQué hacer en Tetovo
Pocos días antes de viajar a Tetovo, busqué en google información y encontré poca cosa, pensé que porque tal vez Macedonia no era un país muy turístico. Lo cierto es que en Tetovo no se suelen ver turistas. Ni aparentemente tiene mucho que ver, salvo por la mezquita pintada. Aún así, es una ciudad que me fascinó; el ambiente, el entorno, rodeada de montañas llenas de vegetación, la diversidad cultural donde conviven en armonía la religión musulmana y la ortodoxa, los restaurantes, el contraste de los edificios con las callejuelas de aldea, los puestos de frutas y la comida. Nos sentimos muy bien en todo momento, aunque creo que fue por la amabilidad y hospitalidad de las personas que trabajaban en el Festival, la mayoría de ellos voluntarios. No se si me habría sentido tan a gusto sin ellos.
Los días que pasamos fueron tranquilos y además de ver al atardecer una media de 6 o 7 cortos seleccionados por el Festival en un anfiteatro al aire libre frente al Museo Comunista, hicimos otras cosas:

– visitar la Mezquita Sarena Dzamija (mezquita pintada): es la principal atracción turística y se trata de una mezquita de lo más original. Se encuentra en una de las orillas del rio Pena, frente a lo que fue un Hamman y que hoy es una galería de arte.

viajar a tetovo
Se construyó bajo la dominación otomana en el siglo XV y fue pintada por dos hermanas.
Se puede ver por dentro siempre que se respete las horas de oración.
Cuando fuimos a verla no había nadie rezando ni visitándola. Me sorprendió que cuando iba a pasar dentro, aunque iba con piernas y hombros cubiertos y descalza, fui a coger uno de los pañuelos que se encontraban a la entrada para cubrirme la cabeza y me dijeron que no hacía falta. Más tarde me comentó un local que los musulmanes en Macedonia son bastante abiertos y tolerantes.

viajar a macedonia del norte

– visitar Arabati Baba Tekke
El otro edificio histórico es el Monasterio de Arabati Baba Tekke, construido en el siglo XVI.
Es un monasterio Bestashi; una rama dervich, que son musulmanes sufís, conocidos por  una danza giratoria en busca del éxtasis.
Tiene jardines, salas para la oración, una fuente de mármol, comedores y la casa del Baba.
Mientras Macedonia pertenecía a Yugoslavia, el Monasterio fue restaurante y hotel y sitio para eventos. Después fue arrebatado por los albanes musulmanes y finalmente devuelto después de la guerra.
Después de la caminata a las 14:00 horas con treinta y tantos grados fue un gusto llegar a este sitio. Allí nos recibió Baba, con el que conseguimos entendernos medio en inglés medio en francés. Fue muy amable y muy familiar, sobretodo cuando le dijimos que éramos invitados del WatchOut Film Festival.

viajar a tetovo

– Recorrer el Bazaar, con puestos de verduras, fruta y frutos secos.
Allí compramos judías blancas para hacer en casa Tavche Gravche. También nos llevamos cecina y unas salchichas típicas de allí que nos recomendó el director del Festival.

– Subir a las montañas de Tetovo
En los alrededores de la ciudad, en lo alto de la montaña se encuentra el resort Popova Shapka; estación de esquí en invierno y zona de senderismo en verano.
Por lo que me contaron, hay empresas que quieren fomentar el turismo activo y está empezando a desarrollar el turismo rural, con alojamiento y rutas de senderismo guiadas.

viajar a tetovo– Degustar la gastronomía macedonia
Comer en Macedonia es muy barato, comparado con España, y esta todo exquisito.
Tiene influencia de la comida griega (quesos, aceitunas, tomates jugosos, ensaladas, salsas) y la turca (pan, café, salsas).
Uno de los platos típicos de Macedonia es el Tavche Gravche, que es un guiso de judías blanca, pimiento, cebolla y pimentón. Riquísimo.
Nos llevaron a comer a un restaurante precioso de madera en medio de un bosque a las afueras de Tetovo; Proficio. Totalmente recomendable.
Y otro sitio que me encantó fue un local muy moderno cerca de nuestro hotel con unos zumos de frutas espectaculares tirados de precio. Y unas tartas de queso y de zanahoria deliciosas. M House 3 (Tetovo 1220).
He disfrutado mucho de la comida macedonia. La parte negativa es que he engordado un par de kilos en solo 4 días.

Llegar a Tetovo
Tetovo está a 45 km de Skopje, y se tarda unos 30 minutos en coche por autopista.
Desde España hay vuelo directo a Skopje saliendo desde Barcelona.
Para nosotros llegar a Tetovo fue toda una aventura. Salimos de Madrid a las 14:00 horas y llegamos a Tetovo a las 2:00 am. Volamos con Pegasus Airlines a Estambul. Después de 3 horas de espera en el aeropuerto donde cenamos comida turca y pudimos degustar unos baklava de pistacho, volamos, también con pegasus Airlines a Pristina en Kosovo. Nos recogieron del Festival y tardamos cerca de 2 horas en llegar a nuestro hotel, pasando por dos fronteras terrestres. Para atravesar la frontera kosovar necesitamos pasaporte, dado que España no reconoce al estado de Kosovo como república independiente.
La vuelta a Madrid fue más larga por que salimos de Pristina a las 3:00 am, pasamos 5 horas en Estambul por la noche y no llegamos a Madrid hasta las 15:00 horas.

Pero “a caballo regalado no le mires el diente”, y la verdad que me encantó, y es de agradecer, el detalle que tuvieron desde LOJA, la organización que lleva el WatchOut Film Festival de llevarnos por la tarde a los montes de la frontera de Macedonia con Kosovo, a conocer la ciudad de Pristina, y como no, a seguir comiendo… Me lleve una grata sorpresa al descubrir la actividad cultural y artística de la ciudad y los cafés y restaurantes tan bonitos.

viajar a kosovoDonde dormir en Tetovo
Nos alojaron en Lirak Hotel, muy bien ubicado, con buenas vistas desde la habitación, y gran amplitud. Muy recomendable.

 

 

 

 

 

 

Written By
More from Valeria

SIERRA DE MADRID CON NIÑOS: Piragüas en el embalse de El Atazar

El pasado fin de semana nos acercamos a El Atazar a pasar...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *