LAOS; un día en la vida del estudiante budista en Luang Prabang

El entorno, los templos y el naranja intenso de la vestimenta de los estudiantes budistas son los símbolos más claros de Luang Prabang y un reclamo para los turistas. Nosotros esperamos al último día en la ciudad para visitar los templos y acercarnos a los estudiantes para saber más de ellos. Nos integraron en sus costumbres por un día y nos encontramos con una grata experiencia.

Un 67% de la población de Laos son budistas y están totalmente integrados como parte de la sociedad. En Laos, para las familias es un honor tener a sus hijos en una escuela budista ya que se les da una educación que de otra manera no podrían recibir. La elección de un templo en Luang Prabang para formarse como monjes budistas es por que es el sitio de Laos donde se puede obtener la mejor educación. La mayoría de los estudiantes (novicios) no llegan a ser monjes ya que abandonan la escuela a los 18-20 años.
Después de visitar 2 o 3 templos y ver como los estudiantes lavaban sus ropas, se enganchaban al móvil o paseaban, sentimos curiosidad por la vida que llevaban allí. Nos daba la sensación que no tenían muchas ganas de relacionarse con el turista, lo cual es comprensible, por que al fin y al cabo nos estábamos metiendo en su terreno como si nada. Pensando que también podía ser timidez por su parte, nos atrevimos a acercarnos a uno de ellos, quien enseguida nos sonrío y nos invitó a sentarnos a una mesa con bancos de piedra a los que fueron acudiendo otros estudiantes a escuchar como nos contaba sobre su vida en Luang Prabang.
 
Un día corriente para un estudiante budista comienza a las 4:00 de la mañana, hora en la que se levantan para realizar la primera oración del día en el templo donde viven. Entre las 5:30 y 6:00 de la mañana comienza el Tak Bak, o ceremonia de entrega de limosnas, donde los estudiantes budistas desfilan descalzos y en silencio absoluto por las calles de Luang Prabang para recopilar de los fieles y turistas una limosna consistente en algo de comida, especialmente arroz pegajoso y fruta.
Los estudiantes, para mi sorpresa, estaban encantados de hablar con nosotros, contarnos sus costumbres y practicar el inglés. Aunque se ruborizaban cuando era yo quien les hacía preguntas o bromeaba con ellos por lo que cesé en el intento y lo dejé en manos de mi compañero de viaje, con quien se sentían más cómodos. Nos hablaron de la celebración de la luna llena y de que en cada templo había un monje, al que ellos llamaban “el jefe”. Finalmente les dejamos tranquilos para que pudiesen prepararse para acudir a sus clases en la escuela budista.
Sobre medio día, las calles de Luang Prabang se llenan de estudiantes que acuden a la escuela.Allí pudimos seguir conversando con los estudiantes y con algún profesor, que nos dejó sacar imágenes de las clases.
Los alumnos nos contaron que estudian matemáticas, historia, idiomas y enseñanzas budistas, siendo, por lo general, sus mayores intereses los idiomas y las enseñanzas budistas.
Algunas cosas a tener en cuenta:
Para las mujeres:
– Las mujeres no deben tocar a los monjes budistas
– En la entrega de limosnas me llamó la atención como los hombres estaban de pie y las mujeres sentadas, luego me explicaron que las mujeres nunca pueden estar por encima de los hombres budistas.
Para hombres y mujeres:
– No se debe señalar
– La cabeza esta visto en el budismo como una parte esencial y pura del cuerpo, por lo que no se debe tocar la cabeza de los monjes.
– Hay que cubrirse al entrar en los templos.
– En la entrega de limosnas, se debe respetar la ceremonia. La escena de algunos turistas, que se dieron a la persecución de los monjes, comportándose como auténticos paparazzis, nos dejó más que alucinados.
 
Written By
More from Valeria

MEXICO: Excursiones en la Riviera Maya de Tulum a Punta Allen

Una de las zonas más tranquilas de la Riviera Maya es Tulum;...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *