Agroturismo y relax en Ibiza

Si estás buscando desconectar del día a día, alejarte del bullicio, o simplemente un lugar donde descansar y pasar unos días con tu pareja o con tu familia, rodeados de naturaleza, os recomendamos el lugar perfecto para ello: Can LLuc. De allí, no hace ni un día que regresamos a Madrid después de pasar un fin de semana de lo más relajado y ya lo estamos echando de menos.

Aunque el lugar invita al descanso, no dejamos de visitar las impresionantes calas del norte de la Isla, el popular mercadillo hippy de Las dalias; que se celebra todos los sábados del año en la población de San Carlos, de hacer senderismo, pasear por el puerto de Ibiza ciudad y recorrer los caminos del Parque Natural Ses Salines para acabar viendo flamencos y garzas. 

La isla no tenía la animación que suele tener a partir de Semana Santa, pero disfrutamos de lo bueno de la época en que la visitamos; de la tranquilidad, de los campos cubiertos de flores y de ver florecer los almendros de camino a Santa Inés.

Una de las cosas que más nos gustó nada más llegar a Can Lluc fue su entorno y ubicación. La casa está situada en un valle del interior de Ibiza; en San Rafael, lo suficientemente lejos de todo como para poder disfrutar de la tranquilidad y lo suficientemente cerca como para llegar a las mejores playas, las mejores discotecas y restaurantes de moda en menos de 15 minutos.
Destacamos el gusto exquisito con el que fue rehabilitada la casa, que perteneció en su día a los abuelos del actual propietario; Lucas. Los muros de piedra originales, los techos de madera y los numerosos árboles centenarios que rodean la casa, son algunos de los elementos que recrean la Ibiza más tradicional, que combinándolos con una arquitectura modernista y una decoración con aires étnicos, obtienen como resultado unos espacios cálidos y acogedores.

Las villas tipo loft y habitaciones dobles, que cuentan con terraza propia, tienen todas las comodidades.
La casa ofrece actividades propias del agroturismo, entre ellas, la degustación de productos de cosecha propia. La finca tiene jardines llenos de árboles frutales, y pudimos probar alguno de sus frutos en los deliciosos desayunos que tomamos.

En invierno organizan programas de salud y bienestar de 1 semana que combinan entrenamiento personal, yoga, meditación, nutrición desintoxicante, senderismo, masajes y talleres sobre como llevar una vida sana. Después de haber pasado allí un fin de semana, no se me ocurre mejor lugar donde pasar unos días dedicados al bienestar.

Y no puedo acabar este post sin agradecer a Lucas y demás personas que nos atendieron, la hospitalidad y el trato recibido.


NO TE PIERDAS ESTE VIDEO CON IMÁGENES DE CAN LLUC


Written By
More from Valeria

INDONESIA: monos, murciélagos gigantes y cangrejos en Bali

Nuestro último día en Ubud decidimos pasar la mañana en la piscina...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *